«El dragón que cambiaba de cuento cada vez que estornudaba» (II)

El lobo y los dos cerditos (me sobraba uno para sostener la pota de la sopa...).

Después del lobo y los cerditos se encuentran con la liebre y la tortuga.

Encuentro con la liebre y la tortuga. Lápiz pigmentado s/ papel.

Lápiz pigmentado y acrílico s/ papel.

Comments powered by CComment